Hacer imanes con foto

A día de hoy se persigue la originalidad a la hora de regalar, al parecer en cuestiones de obsequios todo esta dicho, y además hecho, regalar una fotografía no parece ser nada particular y mucho menos increíble.

Sin embargo, y para sorpresa de los más incrédulos, existe una manera innovadora, curiosa y divertida de obsequiar una gráfica, con la cara de tu niño, algún familiar o tal vez tu mejor amigo; puedes poner esta foto sobre un imán y pegarla en diferentes superficies compatibles con este material.

Una fotografía es más que una simple imagen plasmada sobre una superficie; denota un recuerdo, una ocasión especial digna de ser inmortalizada y el cariño que se siente por una persona. Por esta razón la idea de hacer imprimirla y colocarla sobre un imán, más que una posibilidad corporativa, nos habla de un plan emotivo para compartirlo en una ocasión fuera de lo común.

Hacer imanes con fotos a la hora de brindar un obsequio, siempre será una buena idea, pero para ello debes contar con el personal y el material adecuado, con profesionales que sepan a ciencia cierta de artes gráficas y que además pongan a tu disposición alternativas creativas y maquinaria que te proporcionen un resultado acorde con lo que tu deseas.

Porque poner una foto a la que aprecias en manos de cualquiera nunca será una buena idea. En Imprenta Genesis trataremos el material que nos suministres con absoluto cuidado y diligencia, confirmando en primera lugar que sea válido para pasar la impresión.

Esta es una buena alternativa que sirva como la guinda del pastel, si estas planificando una boda, bautizo, cumpleaños o cualquier otro ágape; añadiendo la fecha de la celebración y una foto a un imán generalmente de forma rectangular, cuya medida podrás decidirla tu.

Utilizamos vinilo de calidad, garantizando, y hecho para resistir los embistes del tiempo. Tu gráfica colocada sobre un imán concebido para dar una apariencia natural a la imagen escogida, con una delicadeza que te hará dudar, y seguramente lo observarás una y otra vez para asegurarte que verdaderamente se trate de un imán.

Si es así, entones habremos logrado nuestro objetivo, porque bien se trate de un trabajo con fines personales, o un pedido con fines corporativos, lo que buscamos es la perfección en las líneas y en los detalles, así como la durabilidad de cada ejemplar.

Otra de las funciones que podrá cumplir a cabalidad un imán personalizado con una fotografía, es la de promocionar tu negocio, o tu oficio. En el caso de que seas un trabajador autónomo dedicado a la fontanería, albañilería, pintura, cerrajería, mudanzas y portes, entre otras profesiones, regalar un objeto como este será ideal, pues quien lo reciba irá directamente al frigorífico a pegarlo.

De esta manera cuando necesiten de un servicio como el que ofreces, estarás a la distancia de una llamada, y de estas manera económica y práctica sin duda, te abrirás mercado, utilizando un medio

práctico y sin ocupar mucho espacio, ya sabes que hoy en día, si no tiene una utilidad adicional, nadie quiere llevar a casa más publicidad.

Un imán adornado por una imagen a color o en blanco y negro, presupuestado según tus necesidades, será propicio a tus metas, una idea siempre innovadora y una manera de inteligente de captar la atención de tus posibles clientes.